Lactancia materna: La traca final, ¿eso con qué se come?

Crisis de lactancia a los dos años. Fuente: Google

Crisis de lactancia a los dos años.
Fuente: Google

Acabamos de cumplir 2 años de edad, de madre y de lactancia materna, hasta ahí todo excelente.

Con los 2 años, llegó el inicio del nuevo ciclo escolar, un nuevo año de guardería, una nueva maestra, nuevos compañeros… Y a la semana de comenzar, la primera enfermedad del año escolar: hiperreactividad bronquial.  Pasamos una semana de reposo en casa, reguardadas de este clima loco de la Gran Caracas, muy juntas, muy felices (a veces), muy histéricas (muchas más veces)… Poco a poco, al transcurrir nuestra semana juntas, el tiempo se fue convirtiendo en un estrés total para mi.  #LaPeque sólo quería teta, teta de día, teta de noche… Después de muchos meses  durmiendo sus noches completas, de repente… ¡Parece un recién nacido!

Pues si, un recién nacido, que podía incluso despertar cada hora, cada dos horas a pedir… No, a pedir no, a exigir!!! TETA!

Fue una semana agotadora, todos los días, cada minuto, pensé en destetar , pero ya!  No me importaba nada, voy a comenzar el destete ya! Me molestaba que me pidiera teta tan seguido, a veces le decía que me dolía, nada más para no darle, y luego el remordimiento de conciencia me atacaba y pensaba, ¿pero qué me sucede, si a mi me gusta darle teta y a ella le gusta tomar que es lo que pasa ahora? Sentí (y aún a veces siento) un rechazo inexplicable y es que luego de leer e investigar, esto tiene un nombre: La agitación del amamantamiento.  Sucede, es común y ahora sé que no debo sentirme culpable por esto… Así que en ese momento de crisis, sin  conocer eso aún, lo que hacía era reaccionar… No vale, seguro que tiene malestar, y cuando uno se siente mal, ¿a quien quiere? pues a mamá!!…

Así, entre ese conflicto de sentimientos, pude sobrevivir esos días, cansada, obstinada, sin poder comer, bañarme, cocinar o cualquier cosa sin estar tranquila, sin oír un “mamá tetica, mamá teticaaaaaa, mamáááááááááááááááááá”.

#ElBuenPadre y yo conversábamos… ¿qué fue lo que hicimos mal? El un poco triste porque #LaPeque no quería verlo ni en pintura, sólo quiere a mamá.

Gracias a Dios, al cielo, a los santos y a todos, tengo una hermosa tribu… Unas mamás, la mayoría 2.0, pero que están cuando las he necesitado… Les conté todo esto que hemos estado viviendo y como siempre bellas, me dieron una luz en el camino… Me contaron  que existe algo que el famoso pediatra español Carlos González ha denominado: La traca final.

Como muchas mamis sabemos y hemos experimentado, algunos bebés  sufren crisis de lactancia a los 15 ó 20 días, 6 ó 7 semanas, 3 meses, 4 meses, 8 ó 9 meses, 12 meses… Pero resulta que también hay una crisis de lactancia a los dos años!!!! Cuando creemos que lo hemos superado todo!!

Para entender un poco más debemos ir más allá de la lactancia materna, debemos ir al momento evolutivo que está experimentando nuestr@ tetadict@ de dos años…

Según la psicología infantil, los dos años es una época de rabietas, donde niños y niñas, comienzan a independizarse, a sentir que ya no son parte de la madre, sino algo distinto, pero que no entienden muy bien qué son ni como manejarlo.  Los días se convierten (si uno quiere), en una constante batalla de NO, no quiero, no, no, no, no… Que a todas las madres nos vuelve locas!

Es muy importante que conozcamos acerca de este momento evolutivo, para poder así acompañar a nuestros hij@s, con muchísima más paciencia, porque si entendemos lo que sucede no vamos a caer, tan fácilmente, en desesperación.

Es así como, en este momento de su desarrollo, tanto físico, como mental, que además como ya mencioné, no saben como manejar, la manera que encuentran de obtener la seguridad que necesitan es refugiándose en la teta.  Y con ésto llega el desconcierto de mamá y los opinólogos, que siempre están a la orden del día con sus típicas frases: “ya está demasiado grande para la teta”, “esta adicto”, “lo que hace es jugar con esa teta”, “esa leche debe ser pura agua”, “deberías destetar”, etc, etc…

Por lo pronto, ya con ésta información, estoy más tranquila, espero superar pronto la traca final y que todo vuelva a la normalidad.

Si quieren leer más información, les dejo ésta buenísima… http://www.espaciolactancia.com/posts/crisis-de-lactancia

Y tú, ¿ya pasaste la traca final? Cuéntame tu experiencia abajo en los comentarios.

Anuncios

Dos años de Lactancia materna: ¡Misión cumplida!

Dos años de Lactancia Materna: ¡Misión cumplida!

Dos años de Lactancia Materna: ¡Misión cumplida!
Fuente: Google

Cuando estaba embarazada, quería al menos quería dar lactancia materna exclusiva (LME) por 6 meses…

Cuando llegaron los 6 meses, quería que #LaPeque y yo sobreviviéramos el reintegro a mi vida laboral y el de ella a su guardería (nuestra primera separación)…

Cuando a los 7 meses sobrevivimos a nuestra primera separación, quería llegar a amamantar hasta que cumpliera el año…

Cuando cumplió el año, dije baaaaahhhhh, ¡Vamos por los dos!

Cerré los ojos y cuando los abrí, ya estábamos ahí cantando su cumpleaños número dos.  Todo tan rápido, con sus altos y sus bajos, sus momentos de cordura y esos tantos de locura.

Ser madre, es ser un saco lleno de hormonas, preocupaciones, culpas, alegrías incontables, felicidad extrema, canciones, risas, cuentos para dormir… Ser madre es la mayor bendición que pude haber recibido! Y ya cumplí 2 años con mi bendición hecha niña!! Feliz cumpleaños hija!!!!!

Por ahora seguimos dando tetica… Hasta nuevo aviso!! 😉