Sin #elbuenpadre durante 8 días

El buenpadre se fue de viaje durante 8 días y nos quedamos solos #lapeque (20 meses), #nuestroperro y yo.  Estaba realmente asustada, porque #lapeque demanda demasiado de mi, quiere teta, quiere jugar, quiere comer (pero no da chance de que mamá cocine), además #nuestroperro que hace bastante desastre y también demanda atenciones y cariño.

Ya #elbuenpadre regresó y aunque no había tenido tiempo para nada mientras no estuvo, nuestra estadía en casa solos, no fue tan traumática como pensaba.  Estoy sorprendida de como el ser humano es capaz de adaptarse a todo y desde el primer día, sin siquiera planificar, establecimos nuestra rutina…  llegar, quitarnos la ropa, sacar a pasear #nuestroperro, regresar, preparar cómida rápidamente, mientras #lapeque jugaba , bañarnos juntas en la ducha (este fue otro aprendizaje lo habíamos hecho con #elbuenpadre en casa), cenar, dormir. Y al día siguiente repetir, y al siguiente repetir, y repetir y así como hasta el día 4, que ya sentía que en la ducha no le lavaba bien el cabello a la bebé y decidí bañarla en su bañera, y posponer mi baño para cuando ella se durmiera.

En las mañanas no fue tan rutinario como en las tardes… ¡Nada me funcionaba para poder llegar temprano! Ni ella a su escuela, ni mucho menos yo a mi trabajo.  Pero me relaje, y dije “bueno, serán solo 8 días de llegar tarde“, y es que para no acabar tirándome al metro (frase muy coloquial en Venezuela que habla de total desesperación), decidí relajarme y tomar todo con “soda“.

Llegó papá y todo vuelve poco a poco a la normalidad.  Trajo lindos obsequios para nosotras, incluyendo una linda muñeca de trapo para #lapeque.  Siempre había querido una muñeca negrita para ella, así que me encantó que se la haya traído.  Decidí bautizarla como Juana por el lugar de donde viene, y por una canción muy famosa en los 80 llamada Juana la cubana.

 

A #lapeque le encantó su regalo y la carga para arriba y para abajo junto a su otro nené.  Ella le dice muñeca, ya veremos si le comienza a llamar por el nombre que le puse o ella le elige otro.

Featured image

Juana, la cubana

Después de estos días, siento gran  respeto y admiración por las madres que crían solas a sus hijos, que de paso en Venezuela abundan.  ¡Me quito el sombrero súper mamis!

Y ustedes, ¿se han quedado solas con sus hijos?, me gustaría conocer sus experiencias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s